Archives for noviembre 2015

El fracaso del código abierto Cuba (desde Blog SWLX)

tux-working-350x290A pesar de lo insoportable del blog SWL-X (y les juro que comienzo a verlo con mala cara y ganas de borrarlo de una buena vez), me he animado a pasar desde GUTL este post, a propósito de la llegada a mis manos de un proyecto cubano que debe ver la luz muy pronto como para sustituir el vacío dejado por Qeven, un convertidor de vídeos cubano cuyo corazón dejó de latir hace mucho y ningún cardiólogo se animó a resucitarlo. Si bien me alegra que este proyecto que recién me han dado a testear vaya adquiriendo forma, me preocupa su futuro, como el de tantos otros  cubanos que nacen, no se reproducen y mueren prematuramente. Vale preguntarnos y reflexionar sobre: ¿Por qué mueren tantos proyectos cubanos de ?

 

Mencioné a Qeven al inicio, pero no es que Qeven se extrañe ni necesite sustituto con urgencia. Pero, si  gradúa en masa sepetecientos Ingenieros en Informática (y como defienden lo de “ingenieros“) y Licenciados en Ciencias de la computación… ¿Por qué no vemos más proyectos de  sobreviviendo a las inclemencias del tiempo en Cuba?

Érase una vez QevenÉrase una vez Qeven

 

A cada rato leemos sobre tal o mas cual aplicación de ¿código abierto? desarrollada por algún programador cubano, pasado cierto tiempo no volvemos a saber más nada al respecto y en el peor de los casos ni siquiera se llega a compartir su código fuente eliminando la posibilidad de que miembros de la comunidad se encarguen de no dejar morir dicha aplicación. En algo influyen, de manera negativa, dos factores importantes:

  • El acceso a Internet sigue siendo un lujo para los que pueden pagarlo y “accesible” para unos pocos cuyo centro laboral o de estudios le permite navegar por la Red de Redes con limitaciones que tocan asintóticamente la ridiculez y lo absurdo, pero más o menos algunos pueden acceder a las plataformas de  online más utilizadas hoy día. Si algún cubano puede alojar un proyecto en espacios como Github o Bitbucket, no puede esperar muchos commits de sus coterráneos, a menos que los reciba por email y a veces los desarrolladores no tienen ni cuenta de email disponible y no exagero, conozco casos.
  • En la Intranet cubana no tenemos una plataforma de desarrollo online de la que podamos hacer uso todos los cubanos interesados en desarrollar aplicaciones libres útiles para la sociedad. Programar y liberar aplicaciones fuera de la UCI, Joven Club o Desoft pudiera complicarse más que los 12 trabajos de Heracles. Programar parece encerrarse exclusivamente dentro del interés de las instituciones estatales, hacerlo por cuenta propia es más difícil, aunque se puede, el problema es que el proyecto crezca y se perpetúe.

Un simple detalle  que no puede olvidarse: El ecosistema del Software Libre y de Código Abierto, sin comunidad de usuarios y de desarrolladores no tiene sentido, y la época de intercambiar códigos por email quedó atrás hace mucho en el mundo real. Aunque analizándolo bien, hasta recibir código por email en Cuba es difícil. Los ilustro con dos ejemplos…

  • Desarrollador 1, puede recibir código por su email del trabajo [periquito@pinchadelestado.cu], pero resulta que cada vez que le envían un archivo zip con código el email llega a sus manos sin el adjunto… ¿Por qué? Políticas de la institución. No es cuestionable, el servidor es de la institución, no de él. Los administradores de redes deben filtrar y eliminar cualquier rastro de adjuntos con ficheros .jar, .css, y .loquesea ¿Me habrá pasado?.
  • Desarrollador 2, toma la experiencia de su colega anterior y paga una cuenta de correos nauta (que ridiculez, pagar tanto por una cuenta de correos que debería ser no más que un valor añadido de los servicios de ETECSA, pero ETECSA no me va a amargar este artículo, sigamos con el programador). Como sentarse en una PC nauta con Internet (o intranet + email que casi tiene el mismo precio por hora) le cuesta un ojo de la cara, el desarrollador 2 inocentemente activa su email nauta desde su smartphone pero al descargar el primer adjunto zip con código que un colega le manda para mejorar su aplicación, ni termina de descargarlo y la cuenta del móvil se queda en cero. Al final si que ETECSA amargó el artículo, es que sus tarifas se imponen ante cualquier intento de sentirnos seres humanos del siglo XXI.

En fin, que es difícil el asunto para muchos de los de a pie.

Ejemplos concretos de código difunto

A mi memoria viene otro ejemplo, Repoman, una aplicación escrita en Python que nos facilitaba la tarea de crear un repositorio de Ubuntu personalizado, permitiendo compartir con nuestros compañeros repos de menor tamaño con los paquetes necesarios según las necesidades de cada cual. Solo pienso en Repoman y me imagino cuantos usuarios cubanos estuvieran resolviendo en este momento. Los desarrolladores eran en su momento estudiante de la UCI (puedo leer en el about los nombres de Ruben Reynaldo Bonachea y Carlos Cesar Caballero Diaz), al egresar de dicha Universidad, se acabó Repoman y nadie se animó a continuar con el Proyecto.

Miro a Repoman con nostalgia. La interfaz gráfica (Portable Software Center) era amigable, simplemente funcionaba. En versiones actuales de Ubuntu las cosas han cambiado y esta herramienta, desactualizada ya no funciona. Le pregunta que cabe analizar es: ¿Por qué se dificulta tanto que los desarrolladores perpetúen sus proyectos? ¿Falta de conectividad? ¿Falta de interés? ¿Nuevas obligaciones? Pero más curioso es el hecho de que rara vez alguien retoma un proyecto cubano abandonado…Miro a Repoman con nostalgia. La interfaz gráfica (Portable Software Center) era amigable, simplemente funcionaba. En versiones actuales de Ubuntu las cosas han cambiado y esta herramienta, desactualizada ya no funciona. Le pregunta que cabe analizar es: ¿Por qué se dificulta tanto que los desarrolladores perpetúen sus proyectos? ¿Falta de conectividad? ¿Falta de interés? ¿Nuevas obligaciones? Pero más curioso es el hecho de que rara vez alguien retoma un proyecto cubano abandonado…

 

Lo que pudiera lograrse y a alguien con poderes no se lo han dicho

Perdí la noción del tiempo en cuanto al momento en que escuché hablar por primera vez de migración a Software Libre en Cuba. Mucho Bla, un poco más de Bla y al final más de Bla, en fin blablabla pero la concreta es que hay cuestiones que impiden una migración certera, pronta, organizada y sobre todo efectiva. Dentro de los muros que no permiten el avance hay ladrillos subjetivos y otros objetivos como el clásico asunto de los sistemas contables basados en un fulano Versat que no tiene variantes para sistemas GNU/Linux o algún otro sistema Open Source.

Con una plataforma de desarrollo online en Cuba, ¿Cuantos desarrolladores no se animarían a crear en modo Bazaar (no me refiero al CVS sino al modo de desarrollo) en menos de 6 meses lo necesario para derrumbar ese muro? Claro, habría que hacerlo desde cero porque el Versat Zarazola es privativo (pongo el apellido con falta ortográfica a ver si se molestan y lo liberan o lo portan a Linux o aparece alguna alternativa), sustituye importaciones pero limita la posibilidad de portarlo a otras plataformas.

Bueno, creo que mientras no aparezca sustituto para este muchachito privativo, habrá Windows pirateado en Cuba por mucho tiempo. He oido hablar de alternativas que nunca he visto y que obviamente gozan de desarrollo catedralicio oculto.Bueno, creo que mientras no aparezca sustituto para este muchachito privativo, habrá Windows pirateado en Cuba por mucho tiempo. He oido hablar de alternativas que nunca he visto y que obviamente gozan de desarrollo catedralicio oculto.

 

Soluciones alternativas para la comunidad de desarrolladores de aplicaciones abiertas en Cuba

Como en muchos otros aspectos de nuestras vidas, siempre el cubano inventa alternativas para salir a flote. Hace ya buen tiempo el colega Delio ofrecía la posibilidad de recopilar aplicaciones libres nacionales en un repositorio que llamóRepoGUTL que ha servido de mucho. Pero igual, se evidencia la carencia de una plataforma de desarrollo online en la cual podamos aprovechar todo el potencial regado en nuestra alargada isla. No es lo mismo un repositorio de aplicaciones que una plataforma de desarrollo colaborativo.

RegCEl es una de esas aplicaciones abiertas útiles desarrollada por programadores independientes que, a falta de una plataforma de desarrollo online ha visto detenida su evolución. Lo cierto es que en ningún repositorio de Ubuntu o alguna otra distro voy a encontrar una aplicación más útil para contabilizar el consumo eléctrico de mi hogar y evitar que a fin de mes el cobrador de la luz me pase gato por liebre.RegCEl es una de esas aplicaciones abiertas útiles desarrollada por programadores independientes que, a falta de una plataforma de desarrollo online ha visto detenida su evolución. Lo cierto es que en ningún repositorio de Ubuntu o alguna otra distro voy a encontrar una aplicación más útil para contabilizar el consumo eléctrico de mi hogar y evitar que a fin de mes el cobrador de la luz me pase gato por liebre.

 

 Concluyendo

Hay más, mucho más de que hablar en este tema, pero creo que ustedes, los lectores, pueden aportar más al respecto, refutar todo lo que he dicho y ridiculzar el escrito (eso también se vale, ¿Por qué no?) o enriquecer más esta entrada con datos concretos. Algo si es evidente y me despierta dudas:

¿Por qué mueren tantos proyectos cubanos de código abierto?

FUENTE: http://swlx.cubava.cu/